Latest Posts

Las ventajas de tener sexo con tu mejor amigo

A pesar de que para que la amistad se mantenga intacta después de haberos encontrado a través de una página de citas y se llegue a fortalecer después de haber tenido sexo con tu mejor amigo, no cabe duda de que mantener relaciones sexuales con esa persona con la que te une esa gran amistad también puede conllevar un gran número de ventajas. Para empezar, además de ser los mejores amigos, seréis esos mejores amigos pero con muchos más beneficios. Cuando mantienes relaciones sexuales con tu mejor amigo podrás tener todo lo bueno de una pareja, es decir, el sexo, la confianza, la química y la complicidad, pero sin la parte complicada de las parejas que son el hecho de tener que dar explicaciones, los celos y los malos momentos.

sexo con tu mejor amigo

Hay ocasiones en las que lo primero que llega es el hecho de mantener relaciones sexuales con esa persona y después puede convertirse en tu mejor amigo, aunque en la mayor parte de los casos suele darse totalmente al revés ya que son muchas las chicas que eligen a su mejor amigo para poder tener sexo en algunos momentos determinados, lo que les permitirá deshacerse de esas ganas sexuales que se apoderan de su cuerpo sin necesidad de que esto sea con algún desconocido al que se haya cruzado en alguna noche de fiesta y con el que no sabe a qué atenerse. Y es que mantener relaciones sexuales con tu mejor amigo tiene la gran ventaja de que os conocéis desde siempre, lo que os otorga una gran confianza mutua que os permite dejaros de formalismos y tener la total libertad de deciros mutuamente lo que queréis y lo que no en el terreno meramente sexual.

Queda claro que una de las ventajas de tener sexo con tu mejor amigo es la gran comodidad que se tendrá en este momento, algo que te otorgará el hecho de conocer a la perfección a esa persona y que hará que ninguno de los dos tenga que darle vueltas a la cabeza para sorprender al otro con intención de conquistarlo ya que os conocéis lo suficiente como para eso. Además otra de las ventajas de tener sexo con tu mejor amigo es la discreción que existirá entre los dos y que os da la propia confianza que tenéis. Esa discreción hará que lo que ocurra entre vosotros quedará totalmente entre los dos, en un secreto que ambos guardaréis si queréis en lo más profundo del cajón de la habitación, mientras que para el resto del mundo continuareis siendo los mejores amigos del mundo.

Este secreto que quedará guardado entre los dos será precisamente lo que aumente el morbo y las ganas de mantener una nueva relación sexual con esa persona con la que te une una gran amistad, ya que ese secreto hará que aumente la excitación y la espontaneidad, fortaleciendo la amistad gracias a ese secreto que os une. Eso sí, para que esta amistad debes tener claro que cuando mantienes sexo con tu mejor amigo ambos tenéis que tener claro lo que buscáis el uno del otro, y si solo queréis que sea sexo casual entre amigos y seguir como siempre a la mañana siguiente, debéis dejarlo claro desde el principio.

Las mejores frases para convencer a tu novio de que os caséis

frases para casaros

En estos tiempos tan modernos en los que ya nadie quiere casarse, en los que algunas tradiciones se han olvidado, las parejas de hechos abundan y los hijos brillan por su ausencia, es muy complicado que tu novio que ya ha nacido en esta nueva generación revolucionaria quiera casarse contigo actualmente. No obstante, tú piensas que es una formalidad, una manera de que tu pareja se comprometa finalmente contigo, una hoja en blanco donde se escribirá, por fin, la historia de vuestro amor. Por todo eso y mucho más debes convencer a tu pareja para casaros. Así pues, hoy nos hemos propuesto ayudarte a conseguir tus objetivos proponiéndote una serie de frases que le puedes ir diciendo para que se de cuenta de que la mejor opción para vuestro amor es que os caséis.

Las mejores frases para convencer a tu novio de que os caséis:

 

  1. Oh, mi amor, amor de mi vida y de mi corazón. Mi mayor sueño es subirme a un altar y que el juez me pregunte, ¿quieres a José, amarlo y respetarlo en la tristeza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte os separe? Y yo poder decir Sí, quiero.
  2. ¿Pero sabes que me haría más ilusión que un juez me preguntara si quiero casarme contigo? Escucharte decir, ‘sí, quiero’.
  3. Cuando la luna se apague y llegue el fin del mundo, podré aceptar que la vida llega a su fin, pero solo me quedarme tranquila si me has dado por aquél entonces el ‘sí, quiero’.
  4. Si quieres pasar el resto de tu vida a mi lado, convénceme, haz que me lo crea y pídeme matrimonio.
  5. Pedirme matrimonio sería comparable al éxtasis de Santa Teresa de Jesús, siempre pura y beata.
  6. Si alguna vez te casas conmigo me harás la persona más feliz de la tierra.
  7. Ojalá me pidieras matrimonio. Te cuidaría y respetaría por siempre jamás, mi nene.
  8. Eres la luz que alumbra mi vida y, como tal, deseo que lo sigas haciendo toda la vida. Pero para ello necesito una muestra de amor, mi vida, ¿Te quieres casar conmigo? Seremos felices y comeremos perdices.
  9. Deseo ver tu cara cada día al despertar y, cuando se vaya la luna y salga el sol poder seguir abrazándote, toda la vida. Mi amor.
  10. Si sabes que la felicidad máxima es estar al lado de una persona toda la vida, ¿Porqué no te atreves a formalizar esta relación? ¿Es que acaso no sientes lo mismo que yo por ti, amor mío? Siéntate a mi lado, y pídeme matrimonio.