¿Por qué tomar las fotos?

Porque es necesario contar con una herramienta que permita a los ciudadanos detectar y señalar la posible manipulación de los resultados del cómputo electoral.

Una de las prácticas que se realizan como parte de los fraudes electorales es la alteración de los paquetes electorales que se arman en las casillas después del cómputo de los votos. En la elección presidencial de 2006, hubo evidencias de que muchos de estos paquetes electorales habían sido abiertos y de que en ellos se habían alterado los resultados de la votación.

La negativa de las autoridades electorales de abrir los paquetes para revisarlos y realizar nuevos cómputos dejó sembrada la duda sobre los resultados reales de dicha elección. Esta alteración de los paquetes pudo ser realizada de muy distintas maneras y en distintos momentos. Entre otras formas, se hizo con la substitución o alteración de las actas de escrutinio y con la incorporación o sustracción de boletas

Cuando los paquetes se trasladan desde la casilla a las juntas distritales, su vigilancia no siempre es factible. Aunque por ley, los representantes de los partidos y observadores pueden acompañar los paquetes, muchas veces no se les permite hacerlo empleando todo tipo de pretextos. Lo que buscamos con esta actividad, es que la sociedad civil tenga una herramienta más para vigilar que estas practicas fraudulentas no vuelvan a realizarse y que en estas elecciones presidenciales del 2012 se respete la voluntad de los votantes.